¡Feliz Adviento!

 
El Adviento es el primer período del año litúrgico cristiano, y consiste en un tiempo de preparación para celebrar la solemnidad de la Navidad (nacimiento de Jesús, el Hijo de Dios, que decidió hacerse pequeñito para poder entendernos mejor y salirnos al encuentro de un modo que lo pudiésemos entender).
 
 
El Adviento dura CUATRO DOMINGOS y el signo más característico para los cristianos es la Corona de Adviento. Cada domingo se va encendiendo una vela indicando en qué domingo de Adviento estamos.
 
 

Lc 1, 26-38

“… hágase en mí según tu palabra.”

 

Parece que la vida es una carrera para acumular poder y control. Es difícil para nosotros aceptar que es en la confianza donde nos hacemos humanos. Pero es en la entrega confiada y radical donde María se realiza, donde se ve que su vida es amor confiado por encima de todo lo que sucede en su realidad.

 

Oración:

“Dios fiel,

con María aprendo que, confiando en Ti,

abriendo mi vida a tu Palabra,

me encuentro y me realizo.

Te ofrezco lo que tengo y soy:

Hazte presente en mis gestos,

en mis palabras, en mis pasos.

Que tu Palabra de esperanza y misericordia

encuentro en mí un hogar

y pueda vivir con un amor confiado en el hoy de mi vida.”