¡Feliz Adviento!

 
El Adviento es el primer período del año litúrgico cristiano, y consiste en un tiempo de preparación para celebrar la solemnidad de la Navidad (nacimiento de Jesús, el Hijo de Dios, que decidió hacerse pequeñito para poder entendernos mejor y salirnos al encuentro de un modo que lo pudiésemos entender).
 
 
El Adviento dura CUATRO DOMINGOS y el signo más característico para los cristianos es la Corona de Adviento. Cada domingo se va encendiendo una vela indicando en qué domingo de Adviento estamos.
 
 

Jn 1,6-8.19-28

“Yo soy la voz que grita en el desierto: “Allanad el camino del Señor”.”

 

Es como si hubiera muchos obstáculos para nuestro encuentro con Dios: barrancos profundos, caminos llenos de baches, prejuicios de una fe infantil, miedo a perder la libertad. Pero Dios envía a Juan el Bautista y a tantos mensajeros, que nos invitan a mirar las necesidades que tienen las personas de nuestro alrededor y a ser solidarios. De este modo los obstáculos se van allanando.

Esta semana, ¡colabora con la campaña de Navidad! Y allana el camino de algunas personas. ¡Gracias!

 

Oración:

“En lugares solitarios, en el desierto,

donde me dejé abandonado,

Escucho tu voz que me llama:

¡Prepara un camino para el Señor!

En lugares tristes, en las sombras

donde escondo mi miedo,

Escucho tu canto, con sabor a ternura:

¡Prepara un camino para el Señor!”