¡Feliz Adviento!

 
El Adviento es el primer período del año litúrgico cristiano, y consiste en un tiempo de preparación para celebrar la solemnidad de la Navidad (nacimiento de Jesús, el Hijo de Dios, que decidió hacerse pequeñito para poder entendernos mejor y salirnos al encuentro de un modo que lo pudiésemos entender).
 
 
El Adviento dura CUATRO DOMINGOS y el signo más característico para los cristianos es la Corona de Adviento. Cada domingo se va encendiendo una vela indicando en qué domingo de Adviento estamos.
 
 
 

Mc 1, 1-8

“Juan el Bautista apareció en el desierto, proclamando un bautismo de conversión para el perdón de los pecados.”

 

Si anhelas el cambio y la novedad que Dios te ofrece, experimentas la llamada a cambiar. Y es que la novedad que trae Dios va a tirar mucha basura, mucha prioridad cambiada, muchos viejos miedos.

 

Oración:

“Cuando dudo

de tu mensaje de esperanza,

dame el coraje para creer.

Cuando tengo miedo de mi debilidad,

enséñame a confiar siempre en tu Palabra.

Cuando me cuesta dejar atrás

tantos hábitos egoístas,

toca mi corazón y conviérteme.

Recuérdame que no camino solo,

Y enséñame a cuidar la unidad entre nosotros,

para que de verdad se reconozca esa novedad.”